Para mí, un buen profesional de la peluquería canina, además de tener una buena formación en lo que se refiere al corte de pelo, al tratamiento adecuado de cada manto y en las necesidades individuales de cada perro o gato, debe ser también una persona empática, capaz de crear un buen vínculo con el animal y sobre todo, capaz de pensar principalmente en el bienestar y la salud de este por encima de sus preferencias personales. También debe ser capaz de negarse a practicar cualquier trabajo que pueda ser perjudicial para la mascota. Aunque esto suponga perder un cliente.

Un buen profesional de la peluquería canina debería saber exponer y explicar los pros y los contras de las peticiones de los propietarios.  En muchas ocasiones los propietarios de mascotas  tienen poca o ninguna información sobre los inconvenientes de cortar el pelo muy corto, de no peinar al perro antes de bañar, del uso de algunos cosméticos agresivos etc… Si dedicamos unos minutos a educar al propietario en ese sentido, en muchos casos se consigue mejorar las condiciones del manto del perro  y nos facilitará mucho el trabajo en sesiones posteriores. También es muy importante dedicar un tiempo a tranquilizar al perro  antes de empezar la sesión de peluquería. Si perdemos unos minutos en ganar la confianza del animal, lo ganaremos después, un perro confiado y tranquilo  nos hará ganar tiempo y satisfacción personal.

peluquería canina

 

¿Qué puede hacer un buen profesional de la peluquería por nuestra mascota?

Un buen profesional, además de mantener el manto y la piel del perro en las mejores condiciones, será capaz de detectar  posibles problemas de salud. Es bastante habitual que algunos propietarios no detecten problemas serios como un exceso de sarro, glándulas anales inflamadas o infectadas, una otitis, ácaros en los oídos o también, problemas de piel derivados de desórdenes hormonales, mala alimentación, intolerancias alimentarias, etc.

En conclusión, el hecho de que una mascota acuda regularmente a un buen profesional de la peluquería, no solo garantiza una buena higiene, sino que garantiza también un control periódico de su salud.

 

La importancia de acudir a un buen profesional de la peluquería canina

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*